• Economíavolver

    31-octubre-2014

    La UTA logró un aumento de 18% con revisión en julio

    La suba para los choferes será financiada con subsidios estatales hasta que se fije en los boletos. El gremio explicó que el incremento será revisado en 5 meses.

    La Unión Tranviaria Automotor (UTA), el gremio que agrupa a los choferes de corta y media distancia de la zona metropolitana y el Gran Buenos Aires, y las cámaras empresarias de la actividad acordaron ayer un incremento salarial de $ 1.000 retroactivo a enero, lo que implica una suba promedio de 18%, aunque desde el sindicato afirmaron que el convenio incluyó un anexo para revisar el aumento en julio próximo.

    Además, el acuerdo firmado ante las autoridades del Ministerio de Trabajo estableció que el incremento será financiado en forma provisoria con subsidios adicionales de Estado nacional hasta que se defina el nuevo sistema de cálculo y distribución de esas subvenciones que regirá a partir de la implementación plena del SUBE, lo que traería aparejado un aumento en el precio de los boletos de los servicios.

    "El aumento es de 18% por seis meses", aseguró Mario Calegari, dirigente de la conducción de la UTA, y explicó a este diario que la idea es revisar en julio el acuerdo pactado y "si hay diferencias discutir un incremento adicional".

    El convenio salarial en el transporte de pasajeros de corta y media distancia replica así la estrategia alentada por algunos funcionarios del Gobierno, que propusieron encorsetar las paritarias en un tope de entre el 18% y 20% con la garantía de renegociar los acuerdos durante el segundo semestre del año en el caso de que esas subas sean licuadas por un incremento mayor en la inflación.

    En acta acuerdo suscripta por los representantes de la UTA y las principales cámaras del sector (CTPBA, Cetuba, CEAP y ACTA), estableció el pago de una suma fija de $1.000 para el período enero-marzo para el conductor de corta y media distancia y una cifra proporcional para cada categoría profesional de los trabajadores incluidos en el convenio colectivo de la actividad.

    En tanto, desde abril el salario conformado del chofer pasará de $ 5.500 a $ 6.700, lo que beneficiará a alrededor de 50 mil conductores del área metropolitana y el Gran Buenos Aires.

    El texto del acuerdo fijó puntualmente que "los fondos correspondientes de subsidios adicionales y provisorios para dicho pago serán abonados por la Secretaría de Transporte en base a la cantidad de agentes de cada empresa".

    El convenio salarial para los choferes de corta distancia será la base a partir de la cual el gremio que conduce Roberto Fernández iniciará en dos semanas la paritaria correspondiente a los conductores de micros de larga distancia y un antecedente clave para el resto de las negociaciones salariales en el sector del transporte. Justamente en ese área está previsto el inminente inicio de la discusión con los gremios ferroviarios, que ya anticiparon reclamos de aumento del orden del 25%, en tanto que recién en junio tendrá lugar la paritaria del sindicato de Camioneros, que lidera el jefe de la CGT, Hugo Moyano.

    El aumento de 18% logrado por la UTA se suma al cierre de las negociaciones salariales de los trabajadores de la industria aceitera, que obtuvieron un incremento del 24%, y de los operarios petroleros, que lograron una suba de 23%. A su vez en las próximas semanas podría definirse la paritaria de la UOM, donde el reclamo también alcanza una mejora del 25%.

    Elizabeth Peger - El Cronista